El profesor Mark Post muestra su revolucionaria hamburguesa. (Reuters)
El profesor Mark Post muestra su revolucionaria hamburguesa. (Reuters)

Científicos holandeses presentaron hoy en ¿ la primera hamburguesa creada y desarrollada artificialmente en un laboratorio a partir de vacunas.

La revolucionaria hamburguesa se degustó en una rueda de prensa en la capital británica que sirvió para presentarla y explicar cómo el grupo de expertos liderados por Mark Post, de la , sacó adelante el proyecto, que costó más de US$300,000 aportados por Sergey Brin, cofundador de .

A partir de células madre de vaca, los científicos consiguieron multiplicar sus muestras tras alimentar con nutrientes las células y acelerar su crecimiento mediante sustancias químicas.

Después de tres semanas de proceso continuado, obtuvieron más de un millón de células madre que fueron apartadas en pequeños recipientes donde se fusionaron hasta formar minúsculas tiras de músculo, de aproximadamente un centímetro de largo y varios milímetros de ancho.

Una vez conseguidas 20,000 de estas tiras, se congelaron para más tarde pasarlas a temperatura ambiente y convertirlas en una masa compacta de hamburguesa que puede ser cocinada y en cuya elaboración participan decenas de millones de células madre, según el profesor Post.

Dos voluntarios probaron la hamburguesa de laboratorio y expresaron que esperaban que tuviese más sabor. Ambos resaltaron que el producto tenía la textura de la carne, pero que le faltaba sabor debido a la falta de grasa.

La carne desarrollada en el laboratorio podría acabar con la escasez de alimentos en el mundo y contribuir a la lucha contra el cambio climático, señalaron los investigadores. Frente a ellos, los críticos sostienen que a largo plazo, es mejor reducir el consumo mundial de carne.