Un poderoso terremoto de magnitud 8,6 y fuertes réplicas sacudieron hoy la costa de Indonesia, lo que provocó que personas en sectores tan lejanos como el sur de India salieran de sus casas y generando temores de un devastador tsunami, como el ocurrido en la región en el 2004.

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, dijo que no había reportes inmediatos de víctimas o daños en Aceh, la provincia más cercana al epicentro del sismo inicial.

Pero una réplica de casi la misma magnitud y a menor profundidad que el primer terremoto se registró justo después de que el mandatario hiciera esas declaraciones.

Dos horas después del primer sismo se registró una réplica de magnitud 8,2. Otros dos poderosos temblores remecieron el sector poco después.

El Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico emitió nuevas alertas de tsunami para todo el océano Indico después de las réplicas. Las autoridades en Indonesia dijeron que había reportes de aumento del nivel del mar en Aceh, pero de menos de un metro.

No obstante, autoridades en las islas de Andamán y Nicobar, en India, hacia el norte de donde ocurrieron los terremotos, dijeron que olas de hasta 3,9 metros podrían impactar la zona.

Países como Tailandia, Indonesia, Sri Lanka, India, Kenia y Tanzania emitieron sus propias alertas de tsunami y las personas que estaban cerca de la costa en seis provincias tailandesas recibieron la orden de trasladarse a territorios más altos.

Las autoridades cerraron el aeropuerto internacional en la provincia de Phuket, un centro vacacional de playa tailandés.

Los terremotos ocurrieron a unos 500 kilómetros al sudoeste de la ciudad de Banda Aceh, en la parte norte de la isla indonesia de Sumatra, informó el Servicio Geológico de EEUU (USGS por su sigla en inglés). El primero tuvo una profundidad de 33 kilómetros.

La agencia de manejo de desastres de Indonesia dijo que la electricidad se había cortado en la provincia de Aceh y que la gente se estaba reuniendo en terrenos más elevados a medida que las sirenas advertían del peligro.

La televisión indonesia mostraba a personas reunidas en mezquitas en Banda Aceh. Otras estaban en las calles, sosteniendo niños llorando.

En total, el tsunami del 2004 provocó la muerte de unas 230,000 personas en 13 países del océano Indico, incluyendo Tailandia, Sri Lanka e India. Los terremotos del miércoles se sintieron en lugares tan remotos como la capital tailandesa, Bangkok, y el sur de India.