A pesar de tener ciertas discrepancias con el mandatario, Angela Merkel apeló a la "libertad de expresión" al verlo vetado en las redes sociales. (Foto: AFP)
A pesar de tener ciertas discrepancias con el mandatario, Angela Merkel apeló a la "libertad de expresión" al verlo vetado en las redes sociales. (Foto: AFP)

Durante su Gobierno, el presidente de , , ha utilizado Twitter como medio de comunicación principal, donde manifestaba su malestar sobre un supuesto “fraude” electoral luego de la victoria de Joe Biden o donde negó la gravedad de la pandemia cuando surgía, entre otros. Que, la semana pasada, la empresa haya prohibido el ingreso del mandatario a la red social podría ser una forma castigo, pero políticos como lo ven como una restricción a la libertad de expresión, informaron las agencias EFE y AFP.

Facebook, por su parte, también había considerado que los riesgos de dejar activa la cuenta del presidente son “simplemente demasiado grandes” en un periodo de transición del mandato de Estados Unidos, por lo que decidió bloquear su acceso por tiempo indefinido, pero proyectándolo por un par de semanas. En Youtube, propiedad de Google, a su vez, se mantiene limitado el acceso de usuarios a publicaciones de Trump.

“Se necesitó sangre y vidrio en los pasillos del Congreso, y un cambio en los vientos políticos, para que las compañías tecnológicas más poderosas del mundo reconocieran, en el último momento posible, la profunda amenaza de Donald Trump”, manifestó Richard Blumenthal, senador por Connectituc, en referencia al asalto incurrido el miércoles por partidarios de Trump en el Capitolio.

Sin embargo, para la canciller alemana Angela Merkel, el cierre de las cuentas en redes sociales del presidente saliente de Estados Unidos puede ser “problemático”, aunque reconoce la obligación de intervenir ante determinados contenidos.

MIRA: Los demócratas inician el proceso para un segundo juicio político a Donald Trump

“El cierre total de la cuenta de un presidente elegido en base a la decisión de direcciones corporativas es problemático. (...) Bajo este punto de vista, la canciller ve problemático el cierre permanente de las cuentas del presidente estadounidense”, dijo su portavoz, Steffen Seibert, en una rueda de prensa.

Además, Seibert señaló que la libre opinión es “un derecho fundamental de importancia esencial” en el que se puede intervenir, pero sólo dentro del marco definido por los órganos legisladores, “no por decisión de la dirección corporativa de plataformas en las redes sociales”.

No obstante, subrayó el convencimiento de Angela Merkel sobre la “gran responsabilidad” que tienen los administradores de las plataformas en redes sociales, en cuanto a que “la comunicación política no resulte envenenada por odio, mentiras e incitación a la violencia”.

Por eso es importante también “no quedarse de brazos cruzados” ante contenidos publicados en determinados canales y que respondan a esta categoría; es correcto también que entonces se hagan observaciones y se tomen medidas como las que se han visto en las últimas semanas y meses”, finalizó.

De hecho, Twitter y Facebook no son los únicos canales. Los partidarios de Trump, al verse censurados por incurrir en discursos de violencia dentro de estas plataformas, han optado por migrar a otros espacios de interacción virtual, como la popular red social usada por sus seguidores, Parler.

Lo reciente es que, desde la madrugada del lunes, Parler ya no está disponible, horas después de que Amazon le retirara el acceso a sus servidores en vista de la proliferación de “amenazas de violencia” y “actividades ilegales”.

En una serie de mensajes publicados el sábado, el cofundador de Parler John Matze acusó a los gigantes tecnológicos de comenzar una “guerra contra la libertad de expresión”. “¡No van a ganar! Somos la última esperanza del mundo para la libertad de expresión e información”, dijo el sábado.

Matze afirmó que llevará tiempo volver a hacer funcionar la red social. “Haremos todo lo necesario para volver a estar en línea lo más rápido, pero todos los proveedores con los que contactamos nos dicen que no quieren trabajar con nosotros si Apple o Google no lo aprueban” y es difícil encontrar “300 a 500 servidores informáticos en 24 horas”, reconoció Matze en una entrevista concedida el domingo a Fox News.

La medida de la administración de las redes sociales llega después de que una turba de simpatizantes del presidente de Estados Unidos asaltara el Congreso el miércoles pasado. Según EFE, la canciller Angela Merkel estaba “furiosa y triste” por lo ocurrido y aseguró que Donald Trump tenía parte de responsabilidad.

“Las dudas sobre el resultado de las elecciones se avivaron y crearon la atmósfera que hizo posible los eventos de anoche”, añadió tras lo ocurrido, y aseguró que su conmoción fue compartida por los “millones de personas que admiran la tradición democrática de Estados Unidos”.

TE PUEDE INTERESAR