Dos policías estadounidenses le dispararon a un hombre trastornado que esquivaba automóviles en una concurrida calle de Manhattan (Nueva York), pero hirieron a dos transeúntes y provocaron pánico entre la gente, que debió correr para tratar de ponerse a salvo.

La policía dijo que la postura que adoptó el hombre dejaba entrever que llevaba un arma, aunque al final se descubrió que estaba inerme. Los agentes fallaron al dispararle y finalmente lo sometieron con un arma de aturdimiento eléctrico.

El incidente ocurrió anoche al promediar las 10:00 p.m. cerca del Terminal de Autobuses Port Authority, en la Octava Avenida, a una cuadra de Times Square.

Los policías vieron a un hombre que caminaba erráticamente entre el tráfico y por momentos bloqueaba el paso de los vehículos, como si deseara ser atropellado por uno, dijo la policía.

Al notar que los agentes se acercaban, relató la policía, el hombre hizo el ademán de buscar algo en un bolsillo como si empuñara un arma y fue cuando los oficiales hicieron tres disparos. Las balas alcanzaron a dos mujeres. Una de ellas, de 54 años, fue herida en la rodilla derecha y la otra, de 35 años, fue herida de un rozón en un glúteo.

Las fotos y videos tomados por los curiosos mostraron un cuadro caótico. Varios policías trataron de contener al hombre en momentos en que desplazaba por una intersección y finalmente lo sometieron mientras la gente le gritaba a los policías que no le dispararan.

El hombre de 35 años fue detenido después que un sargento disparó un arma de aturdimiento, dijo la policía. Fue llevado al Hospital Belleview, donde se hallaba en estado estable, dijo la policía. Las autoridades dijeron que el hombre estaba "trastornado emocionalmente".

En tanto, las mujeres también fueron trasladadas a hospitales. Según la policía, ninguna había sido herida de gravedad.

En agosto de 2012, nueve personas resultaron heridas de bala cuando los policías se enfrentaron a un hombre armado cerca del edificio Empire State. Los agentes defendieron en esa ocasión la decisión de los policías de disparar en una calle abarrotada de gente.