(Reuters/Internet)
(Reuters/Internet)

Una fuerte polémica se ha generado en Italia por la venta de vinos históricos con el rostro de en la etiqueta, lo que ha sido considerado una apología al sanguinario líder nazi.

La colección no es nueva. Fue lanzada en el 2003 por el vinicultor italiano Alessandro Lunardelli, aunque luego desapareció del mercado ante varias denuncias en Alemania.

Pero ahora, fue un grupo de turistas quienes descubrieron las botellas en un supermercado de la localidad de Garda, en Verona. "Esto hace pensar que en aquella población sienten simpatía por el neonazismo", dijo un abogado al diario The Telegraph.

Los representantes del local se defendieron al señalar que solo se trata de una figura histórica y que en ello no existe ningún tinte racista.