La muerte del joven negro ha causado polémica en Estados Unidos. Varias personalidades, entre ellas el presidente , han exigido que se investigue y se sancione este asesinato. Manifestantes en todo el país alegan que se trata de un crimen con motivaciones raciales.

Martin murió el 26 de febrero en una urbanización cerrada de Sanford, , estado norteamericano de , al recibir disparos emitidos por un hombre de origen hispano, George Zimmerman.

Obama calificó hoy como una "tragedia" la muerte de este muchacho y expresó sus condolencias a los familiares. Recalcó que el hecho debe tomarse con seriedad y los padres tienen el derecho a saber exactamente qué ocurrió. "Si tuviera un hijo, sería como Trayvon", dijo.

El atacante, quien, como residente en el barrio cerrado, realizaba tareas voluntarias de vigilancia en el lugar, dijo que le disparó al muchacho, de 17 años, por considerarlo sospechoso.

Al momento de recibir los disparos, el joven regresaba a su casa tras comprar dulces. Iba desarmado y llevaba puesta una capucha por ser una noche lluviosa.

En Florida rige la Ley 2005 "Stand Your Ground" (Defienda su espacio), que permite a los residentes del estado utilizar armas en situación de peligro. Zimmerman, de 28 años, que está en libertad, alega que actuó en defensa propia y podría quedar exento de una acción judicial.