(Fuente: christianworldtraveler.wordpress.com)
(Fuente: christianworldtraveler.wordpress.com)

Los frescos que el artista renacentista pintó en la están a punto de cumplir 500 años, y corren peligro por el polvo del ambiente, el calor corporal y el aliento de los 20,000 visitantes diarios que las aprecian, advirtió el director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolocci.

Agregó que urge la instalación de un nuevo filtro o la reducción del número de visitantes, debido al delicado estado de las representaciones gráficas más famosas del mundo.

Las partículas dañinas que trae consigo cada turista amenazan el microclima de la capilla, que es de una herencia cultural única, señaló Paolucci al diario . "Antes del año que viene tendría que instalarse una nueva tecnología, pues de lo contrario habrá que pensar en soluciones drásticas que reducirán el acceso", añadió.

Algunas de las soluciones que ya se manejan son mejorar la ventilación, estabilizar la temperatura y reducir el polvo.