(Internet)
(Internet)

El consorcio petrolero británico British Petroleum () deberá pagar US$4,500 millones al gobierno estadounidense a causa de la causada en el Golfo de México hace dos años y medio, según confirmó hoy un portavoz de la empresa en Londres a la agencia DPA.

El acuerdo alcanzado implica la mayor multa jamás pagada por una empresa en Estados Unidos. El anterior récord estaba en manos de la empresa farmacéutica , con 1,200 millones de dólares.

La explosión de la plataforma extractora de aguas profundas "Deepwater Horizon" en abril de 2010 dejó 11 muertos y llevó al derrame de 4,9 millones de barriles (159 litros cada uno).

La mancha de crudo destruyó largos tramos de costa, con graves consecuencias para la naturaleza y la economía. La Fiscalía acusa a BP y sus empresas asociadas de haber actuado negligentemente.

En su balance, BP dispuso US$38,000 millones para los costos de la catástrofe. Ya US$14,000 millones fueron desembolsados por los británicos para reparaciones y limpiezas, entre ellas el taponado de la fuga. Además, US$9,000 millones fluyeron a demandantes privados.

La empresa acordó el pago de otros US$7,800 millones con representantes de miles de querellantes, cifra que aún no fue desembolsada y que aún requiere confirmación judicial.