El peruano Max Enrique Pinedo Toguchi, de 35 años, admitió ante la Policía de Japón que asesinó a su pareja, la rusa Anna Filimonova, de 19 años.

, luego de que las cámaras del departamento en el que vivía con la joven lo mostraran ingresando a la vivienda la mañana del 19 de abril pasado, día en que ocurrió el asesinato en la ciudad de .

Además, en el arma homicida, un cuchillo encontrado en un río cercano, se encontraron las huellas del sujeto, por lo que este sería acusado de homicidio premeditado, cuya máxima sentencia es la pena de muerte.

Aún se desconocen los motivos del hecho, pero la Policía sospecha que se trataría de un crimen pasional, ya que Filimonova habría tenido otra pareja.