El Gobierno peruano, que funge la presidencia temporal del  (ONU), expresó su rechazo a la muerte de decenas de ciudadanos palestinos en la .

"Los actos de violencia aumentan la inestabilidad en el Medio Oriente y deben de ser objeto de una investigación independiente para determinar responsabilidades", se señala en una nota del del Perú. 

El embajador peruano ante la ONU, Gustavo Meza Cuadra, exhortó a las autoridades israelíes y palestinas a actuar con moderación y restablecer el diálogo con miras a una paz sostenible.

Además demandó a "minimizar el uso de municiones letales" y a los líderes de las manifestaciones de "evitar acciones y provocaciones violentas"

En la reunión de urgencia, llevada a cabo este martes, la mayoría de países cuestionó la actuación israelí.  defendió en solitario la respuesta de Israel a las protestas en Gaza.