notitle
notitle

Un jurado otorgó el lunes una indemnización de 55 millones de dólares a la conductora de televisión Erin Andrews, quien había demandado en 2009 a un acosador que se hospedó en habitaciones de hotel contiguas a las suyas, y que la grabó en secreto cuando se encontraba desnuda.

Tras un día completo de deliberaciones, el panel indicó que el 51% de la responsabilidad recaía en el sujeto que acosaba a Andrews. El resto de la indemnización, 27 millones de dólares, debería ser cubierto por dos compañías hoteleras.

Andrews, reportera de y conductora del programa televisivo 'Dancing with the Stars', lloró cuando el jurado anunció el veredicto, y abrazó a sus abogados y familiares, que le manifestaron apoyo en la corte durante el juicio.

EL CULPABLEUna investigación del FBI reveló que Michael David Barrett grabó los videos en hoteles de Nashville, Tennessee, y Columbus, Ohio, y los publicó en línea. El juicio se enfocó en el video grabado dentro del hotel Nashville Marriott at Vanderbilt ().

Barrett se declaró culpable de alterar las mirillas en las puertas de las habitaciones y de grabarla cuando estaba desnuda. Fue condenado a dos años y medio de prisión.

El viernes, el juez de circuito del condado de Davidson, Hamilton Gayden, declaró culpable a Barrett. Los abogados de las dos compañías argumentaron que, aunque consideraban terrible lo ocurrido a Andrews, el acosador convicto debía ser el único responsable.

Andrews dijo que el encarcelamiento de Barrett no ha ocasionado que la pesadilla desaparezca. En repetidas ocasiones lloró en el estrado, al afirmar que sigue sufriendo porque la gente mira todavía los videos y la molesta por su contenido.

TAGS RELACIONADOS