La tendencia es irreversible. Al 86,37% de las actas contabilizadas, , el joven político del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se configura como el nuevo presidente de México con un porcentaje del 37,67%.

Se trata de un tipo elegante y capaz de desatar la euforia típica de un cantante famoso que le ha devuelto el poder a su controvertido partido político, visto por años como el culpable de todos los males de México, país al que gobernó por 70 años.

En su primer discurso tras conocerse los resultados, Peña Nieto señaló que los mexicanos han votado por un cambio y que gobernará para todos. "Somos una nueva generación, no hay regreso al pasado" agregó el político, cuyo triunfo devuelve al PRI al poder tras 12 años de ausencia.

"Hoy los mexicanos han elegido una nueva alternancia, los mexicanos le han dado a nuestro partido una segunda oportunidad, vamos a honrarla con resultados", dijo Peña Nieto ante sus seguidores en la medianoche del domingo.

RECONOCEN SU VICTORIAFrente a los resultados, el presidente de México, , felicitó a Peña Nieto por su victoria, y aseguró que tiene "absoluta disposición de colaborar" para que el cambio de gobierno se haga de manera "ordenada, transparente y eficaz".

En tanto, , del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que hasta el momento suma un 32,14% no reconoció de inmediato su derrota porque aseguró que los datos internos de su partido no se condecían con los oficiales.

Por su parte, el gobernante Partido Acción Nacional (PAN) admitió hoy una "derrota mayúscula" en las elecciones del domingo, tras el 25,44 % de los votos logrado por su candidata Josefina Vázquez Mota.