(AP)
(AP)

Los altos niveles de contaminación en la ciudad de y la aparición de una nube amarillenta ha ocasionado que negocios como la venta de mascarillas de colores, purificadores de aire y hasta "aire puro enlatado" estén en su mejor momento.

El multimillonario y reconocido filántropo , en un intento por parodiar la contaminación y la vida difícil en la urbe china, repartió latas amarillas y verdes que contenían aire puro.

Los envases, que llevan impresas su caricatura y la frase "Chen Guangbiao es un hombre bueno", fueron repartidas gratuitamente pero ya se venden a 5 yuanes (US$0,8) y, tras la , se han vendido casi 8 millones de latas.

El propósito de Chen, según él mismo asegura, es criticar la decisión del gobierno y las grandes empresas de "crecer a toda costa, a expensas de nuestros hijos y nietos, y de sacrificar nuestro medio ambiente". El multimillonario sostiene que el dinero recaudado va dirigido a las regiones más pobres de China.