Edificio del Parlamento belga. (Internet)
Edificio del Parlamento belga. (Internet)

Menos brindis con champaña, nada de agua caliente en los baños y menor consumo en iluminación, son algunas de las sorprendentes medidas que ha tomado el Parlamento belga para ahorrar, mientras el país debe apretarse el cinturón para cumplir con las medidas de reducción de déficit que exige .

Según informa hoy el periódico belga flamenco Het Laatse Nieuws en su edición digital, los diputados belgas no solo han renunciado el 5% de sus sueldos, sino que también sacrificarán algo de comodidad en la Cámara. Las medidas deberían reportar un ahorro de unos 5,6 millones de euros (cerca de US$6 millones).

El presidente del Parlamento, el socialista , subrayó que las medidas entrarán en vigor una vez que sean aprobadas por la Cámara en una votación que se realizará a comienzos de febrero próximo, fecha en la que se conocerán más detalles del paquete de ahorro.

Mientras tanto, para dar un ejemplo, Flahaut decidió cambiar su lujoso vehículo oficial por otro automóvil más modesto y que consume menos gasolina. Además, el resto del parque automotor del Parlamento federal belga no será renovado, entre otras medidas de ahorro.

En la ola de ajustes que recorre Europa, con una deuda pública desbocada, también el rey de los belgas, , ha querido dar ejemplo y hace unos días se comprometió a pagar parte de sus gastos con el objetivo de ahorrar entre 500 mil y 600 mil euros del presupuesto público para la Corona en los dos próximos años.