(AP)
(AP)

El general retirado y candidato presidencial paraguayo , quien derrocó en 1989 al dictador y fue acusado de otros intentos de golpe de Estado, murió este fin de semana al estrellarse el helicóptero en el que viajaba.

Rescatistas hallaron el domingo los restos de la aeronave en una hacienda del norte de Paraguay, donde Oviedo realizaba actos de su campaña para los comicios de abril. Los cuerpos de los tres ocupantes de la nave —el político, su guardaespaldas y el piloto— estaban carbonizados.

Foto: Reuters

"En nombre del Gobierno la más sincera condolencia a la familia del general Lino César Oviedo. Cristiana Resignación. Paz en su tumba", Federico Franco .

El ministro del Interior, Carmelo Caballero, dijo que evaluaría la contratación de expertos internacionales para investigar lo ocurrido con la aeronave, que partió de la ciudad norteña de Concepción rumbo a Asunción en la noche del domingo con condiciones climáticas adversas.

"No podemos descartar ninguna hipótesis", dijo Caballero.

El Gobierno decretó igualmente tres días de duelo y suspendió todas las actividades oficiales, una decisión que tomaron también la mayoría de los partidos políticos que se encuentran en campaña para los comicios generales.

Oviedo, un carismático orador de 69 años, colgó el uniforme y entró en la política tras protagonizar un fallido intento de golpe de Estado en 1996 que lo llevó a prisión por sublevación.

"Es una persona que indiscutiblemente está en la historia de nuestro país, con sus luces y sombras", dijo el ministro de comunicaciones, Gustavo Kohn.

Como candidato presidencial de la derechista las encuestas le daban alrededor de un 8% de la intención de voto para las elecciones de abril.

Las muestran a Oviedo —con sombrero de paja y camisa de cuadros—hablando el sábado durante un acto electoral en el departamento de Concepción, en el norte del país.