(AFP)
(AFP)

El recibió hoy en audiencia privada en el Palacio Apostólico del Vaticano al presidente de Uruguay, , a quien el pontífice calificó de "hombre sabio".

Luciendo una camisa azul sin corbata y un suéter verde bajo una chaqueta oscura, Mujica, de 78 años, fue recibido por el Pontífice con un abrazo y, antes de comenzar su reunión, ambos recordaron a un amigo en común ya fallecido, el escritor y teólogo uruguayo Alberto Methol Ferré.

Francisco dijo estar "muy contento por haberse reunido con un hombre sabio", informó el portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi.

El presidente de Uruguay le regaló al Papa una composición con tres estatuillas al estilo de los gauchos y un libro del propio Alberto Methol Ferré y de Alver Metalli, La América Latina en el siglo XXI.

Por su parte, el Pontífice hizo entrega al mandatario uruguayo de una copia del documento con las conclusiones de la Asamblea de Obispos Latinoamericanos de Aparecida (Brasil). "Puedes mirar el índice y ver los temas que te interesan", dijo Francisco a Mujica.

COLOMBIA EN LA AGENDAMujica informó posteriormente que le pidió al papa Francisco que la Iglesia Católica, por motivos de "humanidad", haga todo lo posible para que continúe el proceso de paz en Colombia y que éste "llegue a buen puerto" por todo lo que significa para toda América.

"Le transmití algunas preocupaciones, algunas conocidas, como lo que está pasando en Colombia, que yo le doy una importancia de carácter trascendente. Y cuando digo lo que está pasando en Colombia es el proceso de negociación que se está llevando a cabo", dijo el mandatario uruguayo.

"ES COMO HABLAR CON UN AMIGO DEL BARRIO"Consultado sobre si le había pedido algo en particular para Uruguay, Mujica respondió que él pasa "el sombrero por todas partes" y, sobre el tema de la pobreza, indicó que, cuando se llega a las "franjas más duras" de ésta, ya no hay un problema meramente económico, sino que hay que hacer algo más.

"Hay que ponerle calor militante, de compromiso. Yo le pido a esta Iglesia, y a todas, que traten de echar una mano militante, no solo en cuestión de recursos económicos, que no se arregla solo con recursos económicos. Hay que poner otros tipos de recursos", expresó el presidente uruguayo.

"Francisco es un papa singular para los que somos del Río de La Plata. Es como hablar con un amigo del barrio. Es un Papa que yo creo que, si lo dejan, se va a poner a hacer una revolución en el seno de la Iglesia, hacia la sencillez", sostuvo.