Papa Francisco declaró santa a la Madre Teresa de Calcuta. (EFE)
Papa Francisco declaró santa a la Madre Teresa de Calcuta. (EFE)

La , conocida como 'la santa de los pobres' durante su vida, fue declarada santa de la Iglesia Católica por el este domingo, ante decenas de fieles llenaron la plaza de San Pedro en el Vaticano, en una rápida canonización tan sólo 19 años después de su muerte.

El papa Francisco dijo que ella fue una "dispensadora de misericordia divina" e hizo que las potencias mundiales reconocieran "los crímenes de pobreza que han creado".

"Para la madre Teresa, la misericordia fue la sal que dio sabor a su trabajo, fue la luz que brilló en la oscuridad de muchos que ya no tenían lágrimas que derramar por su pobreza y su sufrimiento", agregó el pontífice.

Unas 120,000 personas acudieron a la ceremonia, según estimaciones del Vaticano, que celebraron la vida de una mujer a la que Francisco dijo que podría ser difícil llamar "santa" puesto que mucha gente se sentía tan cerca de ella que espontáneamente la llamaban "madre".

También premiada con el Nobel de la Paz, su legado complementa la visión del papa Francisco de una Iglesia humilde que sirva a los pobres y las festividades en su honor son un acontecimiento señalado en el Santo Año de la Misericordia, que se celebra hasta el 8 de noviembre.

Sus críticos dicen que hizo poco para aliviar el dolor de los enfermos terminales y nada para erradicar las causas de la pobreza. El escritor ateo Christopher Hitchens hizo un documental sobre ella llamado 'El ángel del Infierno'.

Críticas en su contra

También fue acusada de intentar convertir a los pobres en una India mayoritariamente hindú a la Cristiandad, una acusación que su congregación ha negado en reiteradas oportunidades.

El Papa Juan Pablo II, que se reunía con ella a menudo, no tenía dudas sobre su elegibilidad para la santidad y comenzó los trámites para su canonización dos años después de su muerte en vez de los cinco habituales.