viajó a la ciudad italiana de ) , ubicada a unos 300 kilómetros de Roma, para rememorar el viaje que hizo hace 50 años Juan XXIII poco antes del inicio del , evento con el que se lanzó a la Iglesia Católica hacia el tercer milenio.

El Papa arribó esta mañana a Montorso, localidad cercana a Loreto y desde allí en el papamóvil se trasladó hasta dicho lugar, donde fue acogido por diversas autoridades eclesiásticas y municipales, así como por miles de personas, que ondeaban banderas vaticanas e italianas.

En el Santuario de Loreto se custodia la "Santa Casa de Nazaret", en la que vivió la Virgen María y que, según cuenta una antigua tradición, fue trasladada por varios ángeles hasta esas tierras italianas del Adriático.

La Casa de la Virgen fue traída desde Nazaret en 1291 primero a Illiria (en la actual Croacia), cerca de un castillo llamado Fiume, y más tarde al territorio de Recanati, en la selva llamada "del Laureto", y sucesivamente, sobre la colina donde actualmente está emplazada.

Esta es la segunda vez que el sumo pontífice visita Loreto, donde ya estuvo en 2007. Benedicto XVI inaugurará El Año de la Fe el próximo día 11, el mismo día en el que hace 50 años dio inicio al Concilio Vaticano II.