Este jueves, los tribunal judiciales de condenaron a siete años de cárcel a un hombre declarado culpable por tener videos con . Esta es la primera sentencia sobre este tipo de delitos en la historia de ese país, informó AFP.

Sadat Amin (30) fue sentenciado por la corte de la ciudad de Lahore, donde se argumentó que el denunciado formaría parte de una red global de pornografía infantil con extensión en Europa y Estados Unidos.

La acusación reveló documentos totalmente fiables y convincentes que demuestran al acusado como 'enfermo' y posible pederasta. "No podemos tolerar este tipo de personas en nuestra ciudad", indicó un funcionario judicial a AFP.

Según la Agencia Federal de Investigación (FIA), Sadat Amin fue detenido en abril pasado, a raíz de una denuncia de la embajada de Noruega, encontrándole más de 650.000 fotos y videos de pornografía infantil.

La corte pakistaní también lo condenó a pagar una multa de 1,2 millones de rupias (unos 10.166 dólares).

Dato

En marzo de 2017, Pakistán aprobó una ley en el senado en la que se castiga como un crimen la pornografía infantil y las agresiones sexuales hacia niños. Estos dos tipos de crímenes son castigados con siete años de prisión ya que antes, la ley solo castigaba las violaciones.