El avión habría sido abatido por un misil en una zona de Donetsk. (AFP)
El avión habría sido abatido por un misil en una zona de Donetsk. (AFP)

El secretario general de la , Anders Fogh Rasmussen, exigió una "investigación internacional" que esclarezca que se estrelló hoy en el este de Ucrania con 295 personas a bordo.

"Es importante que de inmediato haya una investigación internacional completa y sin interferencias, que establezca los hechos y para que los responsables sean llevados ante la justicia", pidió el líder aliado en un comunicado de prensa.

Rasmussen se refirió a "las muy poco claras circunstancias" en que se ha producido el siniestro del vuelo MH17 que cubría la ruta entre Ámsterdam y Kuala Lumpur, y que podría haber sido abatido en la región oriental ucraniana de Donetsk, donde hay enfrentamientos entre las tropas ucranianas y rebeldes prorrusos.

"No obstante, la inestabilidad en la región, causada por los separatistas prorrusos, ha creado una situación cada vez más peligrosa", afirmó.

El secretario general aliado se declaró también "profundamente conmovido y entristecido" por este siniestro que "ha costado muchas vidas", por lo que envió sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas y a todos los afectados por la tragedia.

"Llamamos a todas las partes de la región del siniestro a facilitar el acceso total al lugar (…), a cooperar cabalmente (con la investigación) y a compartir todas las informaciones pertinentes", dijo por su parte la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton.

Las autoridades ucranianas afirman que el avión fue abatido por un misil en una zona de Donetsk que está bajo el control de los milicianos separatistas, mientras que los rebeldes prorrusos acusan a las fuerzas leales a Kiev de haber derribado el avión con un caza.