Simpatizantes del régimen chavista y de la oposición realizaron manifestaciones separadas hoy en , en la conmemoración de los 55 años de la restauración de la democracia en el país, a pesar de la ausencia por enfermedad del presidente .

El oficialismo marchó desde tres puntos de la capital y dibujó una marea roja hacia el barrio popular de 23 de Enero, vecino a la sede del Gobierno, desde donde salió el vicepresidente para acompañar a pie la caminata en unos cinco kilómetros.

Miles de partidarios del Partido Socialista Unido de Venezuela () marcharon por Caracas llevando camisetas rojas y agitando banderas y afiches del mandatario, quien convalece en La Habana de la operación por cáncer a la que se sometió el 11 de diciembre.

Los organizadores del PSUV bautizaron la manifestación como la "Toma de Caracas" y aseguraron que el pueblo "no volverá a ser traicionado".

Maduro dijo que el pueblo que respaldó la caída de la dictadura del general en 1958 buscaba igualdad, paz y democracia verdadera.

"Chávez insurgió contra el neoliberalismo, contra el Fondo Monetario Internacional y a favor de la democracia verdadera. Luego llevó al pueblo a la victoria electoral en 1998. Cuarenta años pasaron para que el pueblo se quitara de encima la traición que la burguesía y el imperialismo le hicieron", aseveró.

"Nosotros vamos hacia el socialismo, hacia la felicidad suprema, la paz y la democracia. Todo esto tiene un nombre, socialismo", recalcó.

Mientras, la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática () realizó una concentración en un estadio techado del este de Caracas, en la cual participaron los dirigentes de los partidos políticos que conforman el grupo.

La alianza expuso en un manifesto las líneas políticas para enfrentar la coyuntura actual, en la que han cuestionado la legitimidad del gobierno a cargo, pues Chávez no juró para el mandato 2013-2019 y considera que no se han aplicado los mecanismos constitucionales para suplir su ausencia.

El secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo, dirigió su mensaje a todo el país, que vive una incertidumbre y que "merece saber qué pasa" con el presidente.

"La verdad y la Constitución son las dos herramientas que necesitamos para salir de esta situación. El 23 de enero celebramos la unidad nacional", señaló.

En el acto participó el excandidato presidencial y gobernador del estado de Miranda, , quien pidió revivir el espíritu de unidad de hace 55 años. Capriles suena como un abanderado opositor en caso de que se realicen nuevas elecciones si Chávez no se recupera.