Qaboun, un barrio de Damasco, con señales de bombardeos. (Reuters)
Qaboun, un barrio de Damasco, con señales de bombardeos. (Reuters)

El presidente de Siria, , dijo hoy a sus tropas que la batalla contra los rebeldes determinaría el destino del país, pero su mensaje escrito no aportaba pistas sobre su paradero dos semanas después del más cercano.

Assad no habla en público desde que la explosión de una bomba en Damasco el 18 de julio causó la muerte a cuatro de sus asesores de seguridad más próximos, aunque ha aparecido en televisión.

Sus últimas declaraciones –realizadas mientras ambos bandos luchan por el control de la capital comercial de Siria, aparecieron en un comunicado en una revista militar para conmemorar el día de las fuerzas armadas.

Pero no estuvo claro exactamente cuándo o dónde habló, lo que indica la elevada preocupación sobre su seguridad personal tras el atentado en la sede de defensa en la capital. "El destino de nuestro pueblo y nuestra nación, pasado, presente y futuro depende de esta batalla", dijo Assad.

Al enfrentarse a "bandas de terroristas delincuentes" –el término que usa el régimen de Damasco para referirse a los rebeldes– el Ejército demostró que tiene la "determinación y conciencia férreas y que son los depositarios de los valores del pueblo", declaró.

En Alepo, rebeldes tomaron tres cadenas de radio mientras luchaban con el Ejército por el control de un distrito con importancia estratégica.

PRUEBAS DE LA VIOLENCIA (AI) consideró hoy que el ataque de las fuerzas sirias contra Alepo es el punto álgido de una ola de represión contra opositores del régimen de Assad.

En un informe, la organización humanitaria detalla cómo las fuerzas gubernamentales y tropas de la milicia Shabiha, cercana al régimen, mataron e hirieron a varios manifestantes.

En tanto, observadores de la en Siria afirmaron que el Ejército regular utilizó aviones caza para disparar sobre Alepo, donde desde hace dos semanas las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos rebeldes.

"Tenemos ahora la confirmación de que la oposición tiene armas pesadas en Alepo, incluyendo tanques", dijo a la agencia AFP Sausan Ghosheh, la portavoz de la misión de observadores de la ONU.