En Roma, los monumentos históricos se cubrieron de nieve luego de 27 años. (AP)
En Roma, los monumentos históricos se cubrieron de nieve luego de 27 años. (AP)

El clima polar que ha cobrado la vida de cientos de personas en Europa del este se movió hacia el oeste del continente hoy y cubrió de nieve el Coliseo romano por primera vez en tres décadas e interrumpiendo el y ferroviario.

En , soldados fueron desplegados para limpiar de nieve la calle central. Cientos de desempleados respondieron a una oferta de 1,600 dinares (10 euros) para unirse a los esfuerzos por limpiar las calles de nieve.

Cerca de , una pareja y siete de sus hijos fallecieron en un incendio en una vivienda improvisada durante la noche, aparentemente por una estufa mal instalada que provocó un siniestro. Una niña de nueve años fue la única sobreviviente, dijo la televisión estatal rusa.

Hacia el oeste, cientos de pasajeros pasaron la noche en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam, uno de los más activos de , debido a que sus vuelos habían sido retrasados o cancelados.

El aeropuerto londinense de Heathrow advirtió que operaría un servicio reducido el domingo, ante pronósticos de nieve y frío en buena parte de este fin de semana.

MANTO BLANCOEn Roma, la nieve cubrió antiguos monumentos por primera vez en 27 años. El suministro eléctrico fue interrumpido. Cerca de 160,000 personas en el centro y sur de Italia estaban sin electricidad. La empresa energética Enel dijo que 1,000 trabajadores estaban tratando de reparar líneas de energía dañadas.

Los presidentes de y , que asistieron a una reunión con el líder bosnio el viernes, estaban atrapados en las montañas Jahorina tras quedar cercados por fuertes nevadas.

El frente frío también llegó al norte de . Palmeras se doblaban bajo el peso de la nieve en Argel tras una inusual nevada de al menos 10 centímetros, la primera en el lugar en ocho años.

La exrepública soviética , donde los termómetros han llegado a marcar menos 33 grados centígrados durante la noche en los últimos ocho días, registraron la mayor cantidad de muertos.

El Ministerio de Emergencia dijo que de las 122 personas fallecidas en la última semana por hipotermia y congelamiento, 78 fueron encontrados sin vida en la calle.

Estaciones del metro en la capital, , se han convertido en refugios de calor para los indigentes y las autoridades de emergencia han establecido cientos de carpas temperadas en todo el país para entregar comida, bebida y techo.

En , la situación era parecida, pues la mayor parte de las víctimas fatales eran indigentes. Varios habían fallecidos intoxicados por la emanación de gases de estufas primitivas en instalaciones mal ventiladas.