Oficinas de Graña y Montero fueron allanadas por la Policía de Chile por denuncia de estafa. (Perú21)
Oficinas de Graña y Montero fueron allanadas por la Policía de Chile por denuncia de estafa. (Perú21)

Según el diario La Tercera, las oficinas de , ubicadas en Santiago de , fueron allanadas por la Policía de Investigación (PDI) de este país en la madrugada de este miércoles por el presunto delito de una estafa que asciende a US$16.5 millones.

De acuerdo con este diario chileno, el ex dueño de Adexus (una compañía de servicios de tecnologías de la información que fue absorbida por Graña y Montero) demandó a la constructora el año pasado por haberlo estafado al momento de vender su firma.

La diligencia fue ordenada por el fiscal chileno Felipe Díaz y finalizó por la madrugada debido a "la tardanza que provocó la decisión de Graña y Montero de no entregar de manera voluntaria los antecedentes requeridos". Por esta razón, el 4° Juzgado de Garantía de Santiago aprobó el allanamiento que fue solicitado por la PDI.

Según indica la agencia EFE, Graña y Montero ha "retrasado y falseado información sobre las condiciones parar acceder a un préstamo intercompañías comprometido". Este crédito sería "sería solicitado al BCP cuando Adexus enfrentaba una mala situación económica".

Estas maniobras terminaron en la salida de Busso y en la absorción de Adexus por parte de Graña y Montero.

Los elementos que se encontraron, detalla La Tercera, fueron documentos "de los servidores para recuperar las comunicaciones de Carlos Busso durante su administración". Este ex dueño de Adexus también habría sido víctima de un perjuicio que bordea los US$50 millones.

Además, se supo que representantes de la Fiscalía de Chile vendrán a nuestro país para llevar a cabo más diligencias en las instalaciones de Graña y Montero en Lima.

Responde Graña

Graña y Montero, por su parte, señaló que la PDI no realizó un allanamiento sino una diligencia en las oficinas de Adexus, subsidiaria de Graña y Montero, las cuales iniciaron el martes por la tarde y duraron hasta la madrugada.

En esta, las autoridades chilenas solicitaron la entrega de los correos electrónicos del ex empleado Carlos Busso, correspondientes al 2016. La información solicitada además, fue entregada "íntegra y oportunamente, con la total colaboración de Adexus", señala la constructora a través de un comunicado.

"En ningún caso esta diligencia significó un allanamiento general de la empresa sino que el mero cumplimiento de una instrucción particular, limitada a los correos vinculados al Sr. Busso", agrega la compañía.

Asimismo, aclaró que el grupo mantiene su disposición a colaborar en el proceso en curso y brindar todas las facilidades a la justicia chilena para que realice la investigación correspondiente.

Desmintió además, que la diligencia realizada tuvo vínculo alguno con el caso Lava Jato.

Más información:

El alcalde de Londres arremetió contra Donald Trump: "No deberíamos ponerle la alfombra roja" — Diario Perú21 (@peru21noticias)

TAGS RELACIONADOS