Obama se ha reunido anteriormente con representantes del Senado y de la Cámara de Representantes. (AP)
Obama se ha reunido anteriormente con representantes del Senado y de la Cámara de Representantes. (AP)

Una reunión entre el presidente y los líderes del Congreso fue postergada con el fin de darles a los legisladores del Senado más tiempo para negociar en torno al tope de endeudamiento federal y el cierre parcial del Gobierno, informó la Casa Blanca.

Obama se iba a reunir el lunes en la tarde en la con los líderes demócratas y republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado. No se anunció una nueva fecha para la reunión.

La demora se produce en momentos en que todas las partes expresan su optimismo de que se están acercando a un acuerdo para poner fin —que ya se extiende dos semanas—, y .

La última vez que Obama y los líderes del Congreso fue el 2 de octubre.

POCAS OPCIONES PARA ENFRETAR DEFAULTEl Gobierno de EEUU tendrá pocas y complejas opciones si el Congreso llega el 17 de octubre sin un acuerdo que permita subir el límite legal de endeudamiento y evitar un default.

El jueves, el Tesoro ya no estará autorizado a emitir deuda y apenas tendrá US$30,000 millones disponibles para eventuales pagos, según su secretario, .

Pero no será ese día la fecha en que, de ocurrir el peor de los escenarios, EEUU entraría en default por primera vez en su historia, y el gobierno federal dejaría de pagar, por ejemplo, sus haberes a los jubilados, los intereses sobre su deuda o los salarios a los soldados.

"Es imposible prever con precisión" una fecha exacta, insiste Lew. Depende de gastos variables y de los ingresos que puedan genera los impuestos cotidianamente.

La Oficina de Presupuesto del Congreso () vaticina que como fechas posibles para un default entre el 22 y el fin de octubre.

El grupo de análisis , que sigue de cerca las cuentas del país, estimó por su parte que el día crucial, bautizado "Fecha X", será entre el 18 de octubre y el 5 de noviembre.

Los primeros pagos que se presentarán luego del 17 corresponden a prestaciones sociales: pensiones de jubilados por US$12,000 millones el 23 de octubre; pagos al sistema de seguro de salud para los mayores () por US$18,000 millones el primero de noviembre; salarios y pensiones de militares ese mismo día por US$12,000 millones, según el centro de análisis.

El Tesoro dispondrá de dos opciones para minimizar los daños: pagar atendiendo a una orden arbitraria de prioridad, o pagar sobre la base de "primero que llega, primero que recibe", día a día, las facturas a medida que se presentan, con retraso en función de los ingresos en efectivo de su caja.

En ambos escenarios, es muy posible que se le dé prioridad al pago de los intereses de la deuda.