(AP)
(AP)

Nueve personas acusadas de ayudar a un adolescente a vender uno de sus riñones para comprar un y un en fueron enjuiciadas por causarle lesiones intencionales, informó hoy una corte en la .

El estudiante de preparatoria, de 17 años y originario de la a quien llaman solo por su apellido –Wang— sufrió una falla renal después de que le quitaron el riñón, en abril de 2011.

Entre los acusados hay un hombre llamado He Wei, quien fue descrito ante las autoridades como "pobre y frustrado por deudas de juego". "Buscaba ganancias financieras a través del comercio ilegal de riñones" y reclutaba a otros para buscar donadores en Internet y organizar la cirugía, dijeron los fiscales.

Song Zhongyu, cirujano del hospital de la , extrajo el riñón de Wang y lo trasplantó al beneficiario. Los ingresos de la venta fueron compartidos de manera desigual entre los involucrados, informó la agencia .

Su Kaizong, el contratista del servicio de urología del hospital donde se realizó la operación, recibió unos US$9,400; Song ganó US$8,100, y otros dos acusados recibieron cantidades más pequeñas.

Por su riñón, Wang supuestamente recibió US$3,500. Cuando llegó a casa, su madre le preguntó dónde había obtenido el dinero para comprar los productos de y este le respondió que había vendido su riñón.