(Reuters)
(Reuters)

Una nueva tormenta empezó a afectar hoy a la región de y (), obligando a las autoridades a aconsejar la evacuación de zonas costeras bajas y a cancelar cientos de vuelos, nueve días después del paso de .

Según el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (), la tormenta, que comenzó a manifestarse con una leve nevada en Nueva York, viene acompañada de vientos de hasta 96 kilómetros por hora, inundaciones moderadas a menores en la costa y fuertes lluvias en esas zonas aledañas al mar.

En Nueva York, el alcalde no ordenó una evacuación obligatoria, aunque sí aconsejó a aquellos que viven en zonas costeras afectadas por el paso de 'Sandy' considerar refugiarse en casa de amigos o familiares o en algún centro comunitario.

"No ordené una evacuación general, pero si usted experimentó una inundación significativa durante el huracán 'Sandy' debe considerar buscar refugio con familiares o amigos que no viven en áreas bajas, o ir a un refugio de la alcaldía", indicaron las autoridades.

Las zonas comprometidas son (Queens) y (sur), ambas ya incluidas en la orden de evacuación obligatoria emitida por la alcaldía el pasado domingo 28 de octubre, un día antes del brutal desembarco de 'Sandy'.

El agua podría subir de 60 centímetros a un metro, provocando inundaciones "moderadas" en esas zonas durante la marea alta, según Bloomberg. La alcadía decidió cerrar parques y playas y ordenó detener los trabajos en obras de construcción. Se aconsejaba no conducir vehículos después de las 17:00 horas locales.

Esta nueva tormenta llega a la ciudad en momentos en que 91.000 hogares siguen sin electricidad por el paso de Sandy, que dejó más de 100 muertos y millones de damnificados en la costa este de Estados Unidos.

En Nueva Jersey, estado vecino aún más afectado por el ciclón y donde cientos de miles de usuarios se encuentran sin luz, las autoridades de algunos pueblos como ), ) y , ordenaron evacuaciones obligatorias en los barrios costeros.

Las principales aerolíneas están cancelando vuelos en el área de Nueva York en previsión a la segunda tormenta significativa en la región en poco más de una semana.

Al mediodía de hoy se habían cancelado unos 1,200 vuelos para ese mismo día, según FlightAware. Un 40% de ellos eran en el aeropuerto internacional Liberty Newark, en Nueva Jersey.