Cadáver de uno de los niños asesinados. (AFP)
Cadáver de uno de los niños asesinados. (AFP)

Unos 50 mujeres y niños fueron asesinados en la ciudad siria de Homs. Según la oposición, se trata de una nueva "masacre" cometida por el régimen de Bashar al Asad, por lo que pidió una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo, la TV oficial siria acusó a las "bandas terroristas armadas" de ser responsables de las matanzas en Homs (centro), un bastión de la oposición popular devastado por una ofensiva militar, sobre todo contra el barrio de Baba Amr, que fue bombardeado durante un mes por el ejército.

Este macabro anuncio ocurrió horas antes de reunión prevista este lunes en Nueva York entre los ministros de Relaciones Exteriores de Europa, Rusia y EEUU consagrada a la Primavera Árabe. Según fuentes diplomáticas, la crisis en Siria va a dominar los debates de esa reunión, que se anuncian conflictivos.

Además, dicha cita se realiza un día después de una .

La violencia no ha cesado en Siria y en las últimas 48 horas se registraron 150 muertos en la represión de la contestación popular y los combates entre desertores y soldados.

"Los cuerpos de al menos 26 niños y 21 mujeres fueron encontrados en los barrios de Karm al Zeitun y al Adawiye por los shabiha", dijo a la AFP Hadi Abdalá, un militante local, que probó su afirmación con un video. Los shabiha son milicias partidarias del régimen que participan en la represión junto al Ejército.

Según Abdalá, de la Comisión General de la Revolución Siria, "miembros del Ejército Sirio Libre (ESL) lograron llevar los cadáveres al barrio de Bab Sebaa (en Homs), más seguro", donde los cuerpos fueron filmados.

"Algunas víctimas fueron degolladas con cuchillos, otras fueron acuchilladas. Otras víctimas, sobre todo los niños, fueron golpeadas en la cabeza con objetos cortantes. Una niña fue mutilada y algunas mujeres fueron violadas antes de ser asesinadas", agregó esta fuente.

Luego de señalar el peligro de que en el futuro se cometan otras "masacres", Abdalá pidió "una intervención extranjera, ataques contra el régimen y que se arme al ESL para enfrentar a las fuerzas regulares".

Por su parte, el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH)* confirmó a la AFP una "masacre" perpetrada el domingo en Homs*. Cientos de familias escaparon de Homs por temor a nuevas "masacres", según esta ONG, cuya sede se encuentra en Londres.