(Reuters)
(Reuters)

El premio Nobel de la Paz 2012 fue otorgado hoy a la (UE), ahora sacudida por una , por haber extirpado las guerras y afianzado los derechos humanos en una región del planeta que salía devastada de la .

La UE (integrada por 27 países) y las instituciones que la precedieron "contribuyeron durante más de seis décadas a promover la paz, la reconciliación, la democracia y los derechos humanos", dijo en Oslo el presidente del Comité Nobel, el noruego Thorbjoern Jagland, cuyo país paradójicamente no es miembro del bloque.

El premio fue una sorpresa en un momento en que la UE enfrenta su mayor reto en décadas debido a las profundas divisiones entre los ricos países del norte, liderados por Alemania, y los del sur, ahogados por la deuda y sometidos a políticas de austeridad.

Un test de solidaridad, cuyos resultados completos todavía no se dieron a conocer, ya reveló que el proyecto europeo no goza de gran prestigio en la opinión pública, que suele ver a (capital de la UE) como un mundo distante y burocratizado.

"Actualmente la UE sufre graves dificultades económicas y problemas sociales considerables", reconoció Jagland. Pero sus aportaciones en materia de paz, democracia y derechos humanos contribuyeron a transformar a Europa "de un continente en guerra en un continente en paz", agregó.

"Durante un periodo de 70 años, Alemania y Francia se enfrentaron en tres guerras (1870, 1914-18 y 1939-45, NDLR). Hoy en día, una guerra entre Alemania y Francia es impensable", subrayó Jagland.

Los europeos consiguieron "superar guerras y divisiones" para "formar juntos un continente de paz y prosperidad", se congratuló el presidente de la UE, Herman Van Rompuy, en su cuenta de Twitter.