Puma atacó a niño de 8 años en Estados Unidos. | Getty
Puma atacó a niño de 8 años en Estados Unidos. | Getty

Pike Carlson, un niño de ocho años de la localidad de Bailey (Colorado, ), jugaba con su hermano en el jardín trasero de su casa cuando un puma lo arrastró por la cabeza y lo dejó inmóvil debajo de un árbol.

El pequeño intentó con un palo clavarle en el ojo a la bestia, pero no lo logró porque la vara se rompió.

Su hermano mayor, tras ver la terrible escena, de inmediato llamó a su padre, Ron Carlson, quien al llegar armado con un cuchillo, logró ahuyentar al animal.

“Nunca se me ocurrió pensar que estaba a punto de enredarme con algo que podría matarme. Todo lo que sabes es que tienes que hacer algo. No importa lo que pase. Debemos proteger a nuestros hijos”, señaló el padre.

El progenitor agregó que ni bien pudo tener de nuevo a su hijo en brazos, comprobó que “había sangre sobre él. Su cuero cabelludo estaba abierto en varios puntos. Era algo que ningún padre debería ver”.

El hecho ocurrió el pasado 21 de agosto, y a partir de entonces el menor ha tenido que someterse a dos cirugías reconstructivas. Posiblemente Pike deberá ser operado de nuevo para reconstruir el párpado afectado por el embate.

Pese a la terrible experiencia, Pike bromeó en torno a ella. “El puma es un tramposo”, dijo. “Nadie trata de luchar contra un puma. Es un tramposo. En realidad, no dolió", precisó.

El puma pudo ser reconocido por las muestras tomadas al niño y a su padre, y fue sacrificado.


TAGS RELACIONADOS