La Policía de esposó y llevó a la comisaría a una niña de solo seis años por haber roto varios muebles en su colegio y, según los oficiales, herir al director del centro educativo al arrojarle un estante encima, en un caso que ha generado controversia en todo .

La pequeña Salecia Johnson reaccionó mal por motivos todavía desonocidos y empezó a arrancar objetos de las paredes del Escuela Creekside de Milledgeville. Ante esta situación, los encargados llamaron a la Policía, la cual llegó y, al ver que la niña no se calmaba, los agentes decidieron esposarla y llevarla a la comisaría bajo los cargos de daños simples y destrozo de propiedad.

"Nuestras políticas indican que cualquier detenido llevado a la estación en una patrulla debe ser esposado por la espalda y no hay límites de edad", dijo Dray Swicord, jefe de la Policía local.

Candace Ruff, tía de Salecia, llegó a la comisaría junto a la madre y, según declararon para la prensa, la encontraron encerrada dentro de una celda y esposada, lo cual fue negado por la Policía.

"Ella dijo que las esposas estaban muy ajustadas y que le lastimaban las muñecas. Estaba muy afectada cuando fuimos a recogerla. No nos gustaría ver que esto se repita en otros niños porque es devastador", dijo Ruff.