Encadenados de los tobillos y manos a unos aros de llantas fueron encontradas casi 300 personas, la mayoría niños y jóvenes al interior de una escuela coránica en . La policía incursionó al interior de un edificio en la ciudad de Kaduna, en el norte del país y liberó a los recluidos, quienes revelaron que también fueron víctimas o testigos de torturas y violaciones durante meses, incluso años.

Las autoridades locales informaron el pasado jueves que las víctimas proceden de diversos países africanos como Nigeria, Malí, Ghana y Burkina Faso. Tras el operativo fueron detenidas ocho personas como presuntos responsables de estos maltratos, entre ellos al director del centro, al que eran enviadas a este reformatorio religioso, al que llegaban por tener malas conductas o haber cometido algún delito.

Bello Hamza, un hombre de 42 años que llevaba tres meses recluido en este centro, relató a los agentes que “atan a la gente y la cuelgan del techo”. Asimismo, dio detalles de su cautiverio. “Nos dan muy mala comida y solo comemos dos veces al día”, quien reveló haber visto morir a personas “por torturas y problemas de salud”, según informó Europa Press.

El comisario de policía de Kaduna, Ali Janga, explicó a medios nigerianos que habían recibido información de que “algo pasaba” en este centro islámico en el que, supuestamente, se ingresaba a personas que habían tenido algún problema de comportamiento o con las drogas para reinsertarles a través de la enseñanza del Corán. Asimismo, prometió que va a investigar el caso y llegar “a la raíz del asunto” tras informar a los padres para que puedan recoger a sus hijos. “Estas personas han sido utilizadas, deshumanizadas, podéis verlo por vosotros mismos”, dijo Janga a los periodistas.

En declaraciones a medios nigerianos, el propietario de las instalaciones negó “todas las denuncias de torturas” así como los abusos sexuales y violaciones a las que hicieron referencia algunas de las víctimas. “Lo único que hacemos aquí es enseñar a la gente el islam”, expresó. Respecto al hecho de que las personas se encontraran encadenadas, aseguró que “son los más obstinados, que intentaron escapar. Quienes no intentan escapar no están encadenados”.

Los niños rescatados han sido trasladados temporalmente a un estadio de fútbol en Kaduna donde se ha habilitado un campamento provisional desde donde serán llevados a un albergue de la ciudad, informó Reuters.


TAGS RELACIONADOS