(Reuters/Referencial)
(Reuters/Referencial)

Al menos 25 personas murieron en la ciudad de , ubicada en el noreste de , tras una serie de ataques aparentemente coordinados, informó hoy el diario local .

Varios individuos armados asaltaron la localidad del estado de Adamawa y atacaron una cárcel, una comisaría, un banco y una iglesia, así como varios bares durante la noche del viernes al sábado.

Según testigos citados por el rotativo nigeriano, los pistoleros primero atacaron una dependencia policial, a la que prendieron fuego, al igual que hicieron después en un centro penitenciario, del que liberaron a 127 reclusos, informó el Servicio de Prisiones de Nigeria.

Los asaltantes también usaron explosivos para acceder a la caja de seguridad de una entidad bancaria, la cual saquearon. Asimismo, arrasaron e incendiaron casi todos los bares y hoteles del poblado, lo que provocó una estampida entre los residentes.

El portavoz de la Policía estatal de Adamawa, Mohammed Ibrahim, aseguró que el Ejército ha desplegado refuerzos en Ganye, ciudad atacada en varias ocasiones. Aunque por el momento ningún grupo se ha atribuido la autoría de la ola de violencia, los objetivos y la localización concuerdan con otros ataques realizados por el grupo terrorista .

Boko Haram lucha presuntamente por imponer la ley islámica en el país africano, de mayoría musulmana en el norte y preponderancia cristiana en el sur.

Desde 2009, cuando la Policía acabó con el líder de Boko Haram, Mohammed Yusuf, los radicales mantienen una sangrienta campaña que ha causado unos 1.400 muertos, según la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW), aunque las Fuerzas Armadas nigerianas aseguran que las víctimas son más de 3,000.