(Internet)
(Internet)

Unas 300 personas, incluidos nietos de nazis alemanes, salieron hoy del antiguo campo de concentración de para recorrer junto a varios descendientes de víctimas, en una Marcha por la vida y contra el antisemitismo.

La movilización, organizada por la iglesia protestante alemana TOS, con el apoyo de organizaciones no gubernamentales en Polonia, finalizará el viernes en el campo de Treblinka, a 100 kilómetros al noreste de Varsovia. Los participantes recorrerán los campos de Belzec, Majdanek, Sobibor y Chelmno.

"Hemos tenido esta idea en nuestra iglesia, donde mucha gente ha descubierto estudiando la historia de sus familiares que sus seres cercanos habían estado implicados en crímenes nazis", explicó Heinz Reuss, vocero de TOS.

El inicio de la marcha fue precedido por una ceremonia ante el memorial de Birkenau, campo que colinda con el de Auschwitz, símbolo del , en el sur de Polonia.

Los participantes marcharon relevándose por pequeños grupos entre varios campos de exterminio instalados en Polonia por la Alemania nazi. Con este acto, buscan pedir perdón por lo que hicieron sus abuelos y romper una suerte de ley del silencio sobre estos hechos en Alemania.