(AP)
(AP)

El presidente encargado de , , ha llenado su discurso de referencias religiosas para reforzar la mitificación de la figura del fallecido presidente y pide el voto chavista para las presidenciales del 14 de abril como si se tratara de "un acto de fe", según analistas.

Maduro, que se ha autoproclamado "apóstol" de Chávez y hasta ha cerrado discursos con uno que otro "amén", repite constantemente que el fallecido mandatario –a quien elevó a la categoría de "redentor de los pobres"– le dejó el camino preparado para continuar su misión y ahora le guía desde el más allá.

"A nosotros nos mueven grandes fuerzas internas en lo espiritual. Nosotros creemos cada vez más en los valores de Cristo, en su legado", confesó Maduro –hasta ahora identificado sobre todo como seguidor del gurú indio Sai Baba– en un acto con partidos políticos la semana pasada.

"Que Dios bendiga a este pueblo hermoso de Venezuela, que Dios bendiga este rumbo hermoso del socialismo cristiano que tenemos en Venezuela. Invoquemos a Dios siempre, inclusive ustedes camaradas del Partido Comunista", dijo también Maduro, designado por Chávez como su heredero político pocos meses antes de morir.

Según analistas, Maduro busca con las constantes menciones a Dios –y a un Chávez al que busca divinizar– reforzar los lazos con el chavismo y asegurar que el voto sea percibido como un acto más emocional que racional.

"El discurso religioso de Maduro obedece a la necesidad de definir conectores emotivos que, aunados al sentimiento de luto, puedan garantizarle el voto emocional del chavismo y evitar un voto racional", que pueda "cuestionar" su experiencia o sus propuestas, explicó a la agencia AFP el experto en comunicación política Gabriel Reyes.

Para Reyes, profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, Maduro "tiene una necesidad de mantener el misticismo alrededor del voto (…) para que el elector vote por él como en un acto de fe".

El presidente interino dijo que el 14 de abril, cuando se medirá en las urnas al líder opositor –que perdió en octubre ante Chávez por 11 puntos–, será un "domingo de resurrección, domingo de victoria popular, domingo de Cristo redentor de los pobres".