En la plaza de Maithigar Mandala en Katmandú, cientos de velas serán encendidas por tres días en recuerdo de los cerca de 9 mil personas que murieron tras el terremoto que ocurrió el 25 de abril de 2015.

Sharma Oli, el primer ministro de Nepal, participó en la inauguración del homenaje junto a cientos de personas que se acercaron para encender una vela y recordar a los fallecidos de la tragedia.

La agencia Efe obtuvo el testimonio de Atmaram Shrestha, un guardia de seguridad, quien manifestó que asistió al evento para rendir homenaje a una amiga que falleció en el terremoto. "Recuerdo el día más doloroso de mi vida. Perdí a un amiga y siempre pienso en ella" manifestó.

Otro testimonio obtenido es el de Ajit Ghimire, un empresario que acudió al lugar acompañado de su esposa "para tratar de volver a trasladar las condolencias a todos aquellos que perdieron a alguien". Precisó que no perdió a ningún allegado, empero, es su deseo estar en el lugar para ofrecer sus respetos "a otra gente que sufrió, a la mayoría de la gente de Nepal".

En otro punto de la ciudad, en el parque de Tundikhel, cientos de personas lanzaron globos de papel con velas al aire para recordar a las víctimas del sismo. El parque se convirtió en el principal centro de damnificados del país.

EXTRA:

El terremoto en Nepal, ocurrido el 25 de abril de 2015, tuvo una magnitud de 7.5 grados en la escala de Richter y causó la muerte de miles de personas, especialmente en los distritos más pobres del país. El sismo dejó más de 21,000 heridos y cerca de un millón de viviendas dañadas o destruidas.

El gobierno calcula que las pérdidas ocasionadas por el sismo son de 6,600 millones de dólares y evalúa el costo de la reconstrucción en 7,000 millones.

A la fecha, solo 30,000 viviendas han sido reconstruidas o entregadas. Nepal aún no ha iniciado su proceso de recuperación.

TAGS RELACIONADOS