La está un paso más cerca de lanzar su nueva nave espacial diseñada para seres humanos. Decenas de trabajadores del Centro Espacial Kennedy, en Florida, se reunieron para ver cómo la cápsula Orión salió de su hangar de montaje este jueves.

La —sellada por protección— avanzó lentamente hasta el lugar de abastecimiento de combustible sobre una plataforma de 36 ruedas. La cápsula, el módulo de servicio que trae incrustado y el aro adaptador alcanzaban 12 metros de altura.

Esta saldrá al espacio en diciembre en un vuelo de prueba sin tripulación. Alcanzará 5,793 kilómetros en el espacio y dará dos grandes vueltas alrededor de la Tierra antes de volver a entrar en la atmósfera a 32.000 kilómetros por hora y caer en el Pacífico.

La NASA tiene la intención de poner astronautas a bordo de Orión en el año 2021 para la exploración del espacio profundo.