El telescopio espacial de la detectó por primera vez la luz procedente de una 'supertierra' situada más allá de nuestro .

Aunque el planeta –llamado "55 Cancri e"– no es habitable, la detección es un gran paso en la búsqueda de eventuales signos de vida en otras partes de la galaxia.

"55 Cancri e" es un mundo más grande que el nuestro, pero menor que otros gigantes como . Los astrónomos comprobaron que es casi el doble de grande y ocho veces más masivo que la Tierra. Además, orbita la estrella "55 Cancri" en solo 18 horas.

El Spitzer y otros telescopios fueron capaces de estudiar el planeta mediante el análisis de cómo la luz de "55 Cancri" cambiaba cuando el planeta pasaba por delante de la estrella.

En el nuevo estudio, Spitzer midió la cantidad de que proviene del planeta mismo. Los resultados revelan que "55 Cancri e" es probablemente oscuro y la cara que da a su sol soporta temperaturas superiores a los 1,700ºC.

El sistema "55 Cancri" está relativamente cerca de la Tierra, a 41 años luz de distancia. Cuenta con cinco planetas, de los que "55 Cancri e" es el más cercano.