La primera tormenta solar se presentó en 1859. (Internet)
La primera tormenta solar se presentó en 1859. (Internet)

Un grupo de científicos de la reveló que en 2014 la Tierra enfrentará una intensa tormenta solar que podría afectar las redes de electricidad, comunicaciones y satélites alrededor del mundo.

Según los investigadores, este evento podría ser el mayor en un ciclo de 10 años de actividad del astro, y que de presentarse sería el primero en más de 100 años.

Entre las posibles consecuencias que podría causar el fenómeno se encuentran el derretimiento de los transformadores de los sistemas eléctricos del mundo, daño en los y en los sistemas de comunicación.

La última tormenta solar de gran envergadura se registró en 1859. Según reportes de la época, el fenómeno fue tan masivo que se formaron auroras boreales que se pudieron ver en diversas partes del mundo.

En esta ocasión, los expertos temen sobre cuál sería el impacto actual de una tormenta de estas características, teniendo en cuenta la cantidad de satélites en órbita y los efectos que causaría un desperfecto de estos en forma global.