La ciudad japonesa de Nagasaki conmemoró hoy que sufrió en 1945, en una ceremonia en la que se defendió el carácter pacifista de la Constitución nipona, tras la polémica reinterpretación de la Carta Magna impulsada por el Gobierno.

La ceremonia comenzó a las 11:02 a.m. hora local (2:02 GMT), momento exacto en que la bomba "Fat Man" estalló sobre la ciudad hace 69 años, .

Miles de personas guardaron en el Parque de la Paz de la ciudad un minuto de silencio, acompañado por los tradicionales tañidos de la llamada Campana de la Paz, en honor de las víctimas que dejó la bomba.

En EEUU y la India se realizaron marchas pacíficas en recuerdo de las víctimas. En una vigilia frente a la Casa Blanca, en Washington, participó Fumie Kakita, la hija de un sobreviviente del bombardeo de Nagasaki.

El artefacto, lanzado sobre el valle que concentraba en el norte de la ciudad portuaria gran parte de su tejido industrial, terminó al instante con la vida de unas 74,000 ciudadanos e hizo que miles más murieran en años siguientes a causa de la radiación.