Samuel West, de 42 años, es psicólogo y trabaja en una agencia creativa, por lo que sabe muy bien que muchas ideas —"la mayoría", dice— acaban en nada. Por eso, decidió crear el , un lugar en el que, por ahora, reúne 50 objetos que él colecciona desde hace siete años. Está ubicado en Helsingborg () y abrirá en junio.

Se trata de productos que, por diversas razones, no funcionaron como sus creadores esperaban. Entre los que lleva coleccionados hay una Coca Cola mezclada con café, una suerte de celular que solo sirve para tuitear, una máscara para hacerte más guapo mediante impulsos eléctricos, o una tableta de escribir de grandes como Apple.

West dice que entre el 80% y el 90% de las ideas del mundo corporativo acaban en fracasos, pero nosotros lo sabemos.

"Siempre estamos presumiendo de nuestros éxitos, pero se nos olvida que la mayor parte de nuestra vida personal y familiar son fracasos. Y no pasa nada. Es lo normal. Me parece importante que haya un museo que reivindique ese mensaje", comenta West al portal Verne.

El director del Museo dice que las plataformas virtuales se han convertido en vitrina de nuestro más pequeños éxitos, sin embargo, solemos callar nuestros fracasos, porque los consideramos algo negativo.

"Cuando nos deja nuestra pareja, intentamos olvidarlo ocupando nuestra cabeza con pasatiempos de todo tipo. Al final se nos pasa y no hemos aprendido nada, de manera que luego volvemos a cometer los mismos errores. Hay que abrazar el fracaso, digerirlo y aprender de él para el futuro", dice West, convencido de que su museo podrá dejarnos esa enseñanza.

Más información

Abusan sexualmente de una joven ebria en una discoteca y nadie lo evitó — Diario Perú21 (@peru21noticias)

TAGS RELACIONADOS