Una sorprendente hazaña realizó una anciana de 82 años en la localidad de Stoke-on-Trent, al oeste de, al defender a bastonazos, el negocio de propiedad de su hijo, que estaba a punto de ser asaltado.

Las cámaras de seguridad del comercio muestran a la mujer identificada como June Turner parada detrás del mostrador cuando, de pronto, se acerca un sujeto cubierto con una manta amenazándola para que le entregue el dinero de la caja.

Ante la acción intimidatoria del ladrón, la anciana respondió negativamente lo que originó que el hombre se dirija a la caja para tomar él mismo el efectivo, pero no contó con que esto originaría la valiente respuesta de Turner quien comenzó a golpearlo con el bastón que emplea para movilizarse.

Minutos después, la mujer cayó al suelo derribada por el delincuente, mientras que el intruso escapó del lugar con solo 50 libras esterlinas y seis cajetillas de cigarrillos. Producto de este enfrentamiento, ella resultó con un ojo morado.

“Realmente actué por instinto. Pensé que no era justo que tuviera el dinero por el que trabajamos tanto, de esa manera tan fácil y cobarde”, dijo la anciana.



TAGS RELACIONADOS