Fue considerado un héroe por su trabajo durante la crisis. (AP)
Fue considerado un héroe por su trabajo durante la crisis. (AP)

El director de la central nuclear de en el momento del accidente nuclear de marzo de 2011 murió hoy a los 58 años debido a un que no sería directamente imputable a las radiaciones, indicó la compañía Tokyo Electric Power ().

Masao Yoshida murió en un hospital de , tras meses de tratamiento.

Según Tepco, Yoshida habría recibido una dosis de radiaciones de 70 milisieverts entre el accidente de marzo de 2011 y su salida de esta central varios meses más tarde.

La compañía descarta un vínculo entre esta exposición y el cáncer de Yoshida, alegando que es necesario un plazo mayor antes de que las radiaciones provoquen este tipo de cáncer.

Masao Yoshida se convirtió en director de Fukushima Daiichi en junio de 2010, algunos meses antes del que pusieron en peligro a cuatro de los seis reactores de la central, obligando a las autoridades a evacuar a más de 150,000 habitantes de la región.

Yoshida manejó esta crisis sin precedentes en condiciones terribles, oponiéndose a veces a directivas incoherentes o a la lentitud de su empresa, evitando según expertos del sector que la situación fuera totalmente incontrolable.

Yoshida presentó su dimisión al cargo a fines de 2011, cuando se le diagnosticó el cáncer de esófago.