La dificultad de acceder a la universidad es uno de los principales reclamos de los inmigrantes hispanos. (Internet)
La dificultad de acceder a la universidad es uno de los principales reclamos de los inmigrantes hispanos. (Internet)

Cuando la hondureña Antonella Cecilia Packard se convirtió a la fe mormona hace 20 años, dijo que fue como "llegar a casa". Dos décadas después de su conversión, Packard, de 43 años, se encuentra en una nueva misión: derrotar a y a cualquier político mormón que traicione lo que ella considera el principio básico mormón de proteger a los inmigrantes.

Mientras Romney sigue buscando la candidatura republicana para la presidencia de y rara vez habla sobre su fe, un creciente número de mormones hispanos dicen que intentan usar las enseñanzas mormonas como una razón para convencer a otros de no votar por él.

Han llevado a cabo charlas informales sobre inmigración, han protestado afuera de los eventos de campaña de Romney y han viajado por varios estados para ayudar a derrotar a otros políticos mormones con similares posturas sobre inmigración.

"Sí, estamos felices de que un mormón busque la presidencia", dijo Packard, residente de e integrante de Somos Republicanos. "Pero muchos de nosotros no lo apoyamos por su postura en contra de los inmigrantes", agregó.

Al hacer hincapié en la conexión histórica de la fe mormona para convertir a los inmigrantes, los mormones hispanos señalan directamente a las historias de migración del Libro de Mormón y las recientes afirmaciones de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días en contra de políticas dirigidas a los inmigrantes.

También consideran una hipocresía la postura de Romney en contra de las propuestas que ofrecen a los inmigrantes no autorizados un camino a la ciudadanía estadounidense debido a que el bisabuelo de Romney, Miles Park Romney, quien tuvo cinco esposas y 30 hijos, buscó refugio en tras el decreto de una ley de 1882 que prohibía la poligamia.