Ban Ki-moon y Mursi pusieron en aprietos a Ahmadinejad. (Reuters)
Ban Ki-moon y Mursi pusieron en aprietos a Ahmadinejad. (Reuters)

El presidente de Egipto, , afirmó hoy, durante la cumbre de los países No Alineados realizada en , que el "opresivo" régimen sirio ha perdido legitimidad y —en un claro reproche a Irán por su apoyo a Siria—, que el mundo debe apoyar a los rebeldes sirios.

La condena expresada por Mursi —el primer presidente egipcio que visita Irán desde la Revolución Islámica de 1979— puso en evidencia la honda división entre el respaldo incondicional de Irán al mandatario sirio y el aumento en el número de las potencias regionales que apoyan su salida.

También planteó las dificultades de Irán como anfitrión de una reunión de 120 miembros del , un grupo que data de la Guerra Fría y que Teherán pretende transformar en un bloque poderoso para contrarrestar la influencia de Occidente.

"El derramamiento de sangre en es responsabilidad de todos nosotros y debemos saber que este derramamiento de sangre no se detendrá sin la interferencia activa de todos", declaró Mursi en el encuentro. "La crisis siria está desangrando nuestros corazones".

Tras estas declaraciones, el ministro del Exterior sirio, Walid al Mualem, aseguró que su delegación abandonó la sala de la conferencia como protesta por el discurso del mandatario egipcio.

ONU ARREMETE CONTRA IRÁNDe igual manera, el Secretario General de la ONU, , criticó duramente el país anfitrión y los denunció por llamar a la destrucción de y negar el Holocausto.

e Israel habían criticado la decisión de Ban y Mursi de asistir a la cumbre, pero deben estar conformes con el malestar que los dos hombres provocaron en sus anfitriones.

"Rechazo fuertemente las amenazas de cualquier Estado miembro a destruir a otro o los intentos atroces por negar hechos históricos como el Holocausto", dijo Ban en su discurso, sin nombrar a Irán.

"Alegar que Israel no tiene derecho a existir o describirlo en términos racistas no sólo está mal sino que mina el mismo principio que todos hemos prometido defender", agregó.

El presidente iraní, , ha rechazado en varias oportunidades el Holocausto y este mes describió a Israel como un "tumor cancerígeno". En el 2005 Ahmadinejad fue citado diciendo que Israel debería ser "borrado del mapa".