(Reuters)
(Reuters)

En una reunión con 1,500 donantes republicanos en California, en la que se recaudó US$6 millones para la campaña, expresó su curiosa preocupación por la imposibilidad de abrir las ventanas de los aviones ante cualquier emergencia.

Rommey expresó esta duda a propósito del aterrizaje forzoso del jet privado Challenger en el que viajaba su esposa Ann. La cabina del avión se llenó de humo y el aparato tuvo que bajar de emergencia en Denver.

Según , el candidato republicano dijo: "Cuando hay un fuego en un avión no hay dónde ir. No puedes meter en el avión oxígeno de fuera porque las ventanas no se abren. No sé por qué no lo hacen. Es un verdadero problema. Es muy peligroso…".

Como es sabido, las ventanillas de los aviones están selladas, debido a la baja concentración de oxígeno en altitud y la diferencia de temperatura y presión entre el interior y el exterior. Si las ventanas se abriesen, el avión podría romperse en pedazos por la pérdida de presión y la tripulación moriría de hipotermia inmediatamente.

El comentario del exgobernador de Massachusetts ha sido el nuevo blanco de burlas en las redes sociales. Los cibernautas están divididos entre los que opinan que Romney no sabe nada sobre seguridad aérea y los que piensan que simplemente estaba bromeando.