Sigue actualizado en nuestra APP

Misionera estadounidense que se hizo pasar por pediatra es acusada por la muerte de 105 niños ugandeses

Cuando las buenas intenciones matan. Renee Bach y su organización sin fines de lucro Serving His Children (SHC) han sido incluidas en una demanda civil presentada en Uganda por operar un 'centro médico' sin licencia.

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Una misionera estadounidense ha sido acusada de hacerse pasar por una experta pediatra en Uganda , en un caso que involucra la muerte de 105 niños ugandeses. 

Renee Bach y su organización sin fines de lucro Serving His Children (SHC) han sido incluidas en una demanda civil presentada en Uganda por operar un 'centro médico' sin licencia.

Las demandantes, que incluyen Women's Probono Initiative (WPI), una organización que promueve los derechos humanos de las mujeres en Uganda, alegan que las acciones de Bach y SHC llevaron a la muerte de los bebés.

La demanda refiere que Bach y SHC "han practicado la medicina ilegalmente y han ofrecido servicios médicos a niños vulnerables desprevenidos". La misionera no es una profesional médico y simplemente es la fundadora de SHC, que se describe a sí misma como una organización religiosa sin fines de lucro.

Por su parte, Bach argumentó que su organización se dedica únicamente al problema de la desnutrición en los niños. "Nuestro enfoque es la desnutrición. Hacemos programas de atención preventiva y también servicios de tratamiento. Una visión dada por Dios", refirió en una entrevista a medios estadounidenses.

Pero según WPI, las madres de los niños fueron inducidas a creer que Bach era una "doctora en medicina" y que su hogar en el distrito de Jinja en Uganda era una "instalación médica", como se la veía a menudo "vestida con una bata blanca, un estetoscopio y con frecuencia administró medicamentos a niños bajo su cuidado", según informa CNN.

Dos ex empleados de SHC también creían que Bach era médico, según las declaraciones juradas presentadas en apoyo de la demanda, dijeron que habían observado a Bach con una "bata clínica" y asumieron que era una profesional médica.

NEGLIGENCIA

Renee Bach dejó su hogar en Virginia, Estados Unidos, para establecerse en Jinja, al este de Uganda, en donde estableció SHC hace diez años. Ella acababa de recibir su diploma de secundaria, que había estudiado desde su casa, y solo tenía un certificado de resucitación cardiopulmonar (RCP).

A través de su blog, que ahora ya no se encuentra disponible, Bach relató una de sus tantas experiencias, en las que casi mata a una bebé. Ella recibió a la pequeña Patricia, una bebé de nueve meses a la que sus padres habían llevado hasta Jinja.

"Cuando la descubrí me asombré. Porque debajo de la manta había una bebé pequeña, muy, muy hinchada, pálida. Su respiración era aterradoramente lenta. Puse una mascarilla de oxígeno a la bebé y empecé a trabajar. Le tomé la temperatura, le puse una vía de hidratación endovenosa, verifiqué sus niveles de azúcar en sangre, le hice el examen de malaria y miré su recuento de hemoglobina", revela en su blog, según informa NPR .

"Malaria: positivo. Hemoglobina: 3,2. Gran problema, con toda probabilidad fatal. Necesitaba una transfusión de sangre. Y rápido... [Luego de aplicar la transfusión] "se le comenzaron a hinchar el cuello y la cara, mucho y la respiración pasó de mala a peor. Se le estaba cerrando la garganta", agregó.

En ese momento, según relata la propia misionera, decidió llamar a una enfermera universitaria que trabajaba con ella como voluntaria, atraída por la admiración de su trabajo. Pero esta se sorprendió por lo que Bach le planteó:  "Creo que puede estar teniendo una reacción. Pero no sé. Porque Google dice que cuando sucede una reacción hay una erupción, y no veo una erupción".

Finalmente llevaron a Patricia al hospital más cercano, en donde pudieron salvarle la vida y estabilizar a la bebé.

SE DEFIENDE

Mediante un comunicado, el abogado de la misionera y de SHC, David Gibbs III, anunció que Bach "trabajó junto a profesionales médicos ugandeses, aprendió habilidades para ayudar a proporcionar asistencia según sea necesario y a menudo ayudó a enfermeras y otros profesionales de la salud a prestar servicios en situaciones de crisis".

"Las alegaciones que se están presentando creemos que son falsas y no meritorias. Renee tiene una gran cantidad de entrenamiento médico, ya sea entrenamiento de RCP o la colocación de intravenosas u otras cosas ... pero nunca fue una doctora o enfermera con licencia. Entonces ayudaba cuando fuera útil. Pero la acusación de que ella estaba allí fingiendo ser doctora o quedándose allí como enfermera no tiene sentido", agregó.

La misionera se encuentra de regreso temporalmente en los Estados Unidos ya que hay preocupaciones por su seguridad y la de su familia, pues recibió amenazas de muerte.

El sitio web de Serving His Children todavía está activo, aunque todas las cuentas de redes sociales conectadas a la página han sido retiradas por seguridad.

Tags Relacionados:

Estados Unidos

Uganda

Ir a portada