Ohood bint Khalfan Roumi, la ministra de la Felicidad de los Emiratos Árabes Unidos. (The L.A. Times)
Ohood bint Khalfan Roumi, la ministra de la Felicidad de los Emiratos Árabes Unidos. (The L.A. Times)

No es broma. La economista Ohood bint Khalfan Roumi es la primera mujer de los (EAU) —y del mundo— en asumir la dirección de un ministerio de la Felicidad.

El cargo fue creado hace un año por el sheik Mohammed bin Rashid al Maktoum, vicepresidente del país y jefe de gobierno de Dubai para promover la felicidad y una actitud positiva en el gobierno y en la vida.

La ministra entiende que esto puede ser motivo de burla —de hecho, sabe que muchos piensan que se trata de algo tonto y ligero—, pero se toma su trabajo muy en serio.

"Le aseguro: [la felicidad] es una ciencia. Alude a la medicina, la salud, las ciencias sociales. Intentamos traerla del marco amplio a la práctica diaria en nuestra sociedad y nuestro gobierno", dijo

Igual es común que la ministra reciba cartas de personas que creen que se trata de una oficina de quejas del gobierno. De hecho, una vez recibió la llamada de una mujer que le pedía interceder para que sus padres aceptaran al hombre con el que se quería casar.

"Le dije: 'Tú tienes que convencerlos. Es tu vida. Lo siento, me encantaría ayudar, pero esto no está dentro de mi alcance'", cuenta Roumi, quien sostiene que es deber y papel del Estado crear las condiciones adecuadas para que las personas puedan ser felices.

Hasta ahora, estas han sido sus principales obras:

  • La aplicación de una encuesta para evaluar cómo se sienten los empleados en su ámbito laboral.
  • La creación de un medidor de felicidad en línea para las oficinas públicas donde las emociones se expresan con emojis.
  • Un estudio nacional de felicidad (los resultados aún se procesan),
  • Una campaña en el ámbito educativo: '100 días de pensamiento positivo',
  • Creación de una Patrulla de la Felicidad: Policías que en lugar de multas, premian con cupones de regalos a los conductores que respetan la ley.
  • La organización de un Diálogo Global sobre Felicidad en la Cumbre Mundial de Gobierno (febrero 2017) donde se concluyó que "La felicidad es un objetivo humano fundamental".

Por supuesto, muchos ven en esta acción de los Emiratos Árabes Unidos como un acto de hipocresía, pues se trata de un país con documentados problemas de derechos humanos.

Human Rights Watch, Amnistía Internacional e incluso el Departamento de Estado de los EE. UU. tienen pruebas de las limitaciones a la libertad de expresión y de reunión, explotación de trabajadores migrantes, además de la discriminación de las mujeres, quienes tienen escasa protección contra la violencia sexual.

DATO

  • La idea de felicidad no es ajena a la política. Desde 1970, Bután tiene un Índice Nacional de Felicidad. La Declaración de la Independencia de los Estados Unidos habla sobre "la búsqueda de la felicidad". En el 2013, Venezuela creó el Viceministerio para la Suprema Felicidad Social del Pueblo, mientras que Ecuador tiene una Secretaría de Estado del Buen Vivir.

Te puede interesar

TAGS RELACIONADOS