, nacida el 17 de enero de 1964, es una socióloga y abogada estadounidense, esposa de Barack Obama y hasta el momento única primera dama afroamericana de su país.

Se graduó de las universidades de Princeton y Harvard. Después de completar sus estudios trabajó en el despacho de abogados Sidley Austin en Chicago, donde conoció a su actual esposo, con quien tiene dos hijas, Natasha y Malia Obama.

También formó parte del gabinete del alcalde de Chicago Richard M. Daley y trabajó en el Centro Médico de la Universidad de Chicago. En el 2007 y 2008, colaboró en la campaña presidencial de su esposo y pronunció un discurso en la Convención Nacional Demócrata de 2008.

Primera dama de los Estados Unidos

Como se recuerda durante sus primeros meses como primera dama, visitó albergues y comedores de beneficencia. Michelle siempre defendió las prioridades políticas de su marido y tuvo un papel activo en política.

Michelle también se dedicó durante el mandato de su esposo a luchar contra la obesidad infantil a través del programa "Let's Move" (A moverse), trabajó en el avance de los derechos de las mujeres a nivel internacional y la lucha contra el racismo ha sido uno de los puntos focales de varios de sus discursos.

Fue una Primera Dama que se acercó a la población no solo en lo diversos programas que llevó a cabo sino a través de las redes sociales. En una oportunidad en su página de Twitter pidió la libertad de las mujeres nigerianas que habían sido secuestradas por el grupo terroristas Boko Haram.El tuit, que dio la vuelta al mundo, mostraba una foto de ella con un cartel que decía "Devuelvan a nuestras niñas".

Según el portal de internet BBC, Michelle Obama se despierta antes de las 5 de la mañana para hacer ejercicio, le gusta comer macarrones con queso y acostarse temprano. Si el presidente está de viaje, comparte su cama con Bo, el perro de los Obama.

Cuando recién ocupó el cargo en el 20019, Michelle Obama dijo con modestia que estaba muy lejos de "hacer historia". Sin embargo, durante su desempeño como Primera Dama demostró lo contrario con su mensaje "nosotros somos como ustedes".

Por otro lado, Michelle también se volvió un ícono de la cultura pop y de la moda pues según los medios ella apostó por los diseñadores jóvenes. En su paso por los programas de entretenimiento se le vio bailando con el presentador de TV Jimmy Fallon, rapeando con Missy Elliot y hasta modelando en una pasarela como desafío con el astro del baloncesto LeBron James.

Según algunos analistas, el acto que más le dio relevancia a Michelle Obama fue su papel activo en la campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton, a quien acompañó a los actos públicos y defendía de los ataques.

Fue Víctima de racismo

Cabe señalar que Michelle fue víctima de racismo en la Universidad de Princeton cuando tenía 17 años. "Mis experiencias en Princeton me hicieron mucho más consciente del hecho de ser negra", escribió en la introducción de su tesis de licenciatura.

Sin embargo, esos ataques no impidieron que se graduara exitosamente en sociología con especialización en Estudios Afroestadounidenses y tres años después, en 1988, continuó con su carrera académica estudiando Derecho en Harvard.

Expectativas

El portal web Emol señaló que a pocas semanas de que se termine el mandato presidencial de Obama, la primera dama contaba con un índice de popularidad del 64%, según encuestadora Gallup, una cifra más elevada que el de su propio esposo.

Algunos analistas políticos han sugerido que Obama, de 53 años, sería una excelente candidata a la presidencia, aunque ella ha negado cualquier deseo de gobernar Estados Unidos.

A pesar que hoy Michelle Obama deja su cargo de Primera Dama, ella ha señalado en diversas entrevistas que seguirá trabajando en las mismas causas que desempeñó durante el gobierno de su esposo como la lucha contra la obesidad infantil y la educación de las niñas a nivel mundial.