Michel Temer jurará al cargo de presidente de la República en las próximas horas. (EFE)
Michel Temer jurará al cargo de presidente de la República en las próximas horas. (EFE)

El Senado de destituyó este miércoles a la presidenta por 61 votos a favor y 20 en contra, en una decisión que también confirma como mandatario del vecino país a , quien seguirá en el poder hasta el 1 de enero de 2019

Michel Temer jurará al cargo como presidente de Brasil a las 4:00 p.m. hora local (2:00 p.m. en el Perú) en el plenario del Senado, anunció el presidente del Congreso Renan Calheiros.

¿Pero quién es? Michel Miguel Elias Temer Llulia es un abogado constitucionalista de 75 años, católico, descendiente de una familia de origen libanés y el líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que en número de senadores y diputados es uno de los partidos más importantes de Brasil, sin embargo en la última encuesta de intención de voto solo consiguió el 3%.

Michel Temer asumirá interinamente la presidencia e Brasil tras acompañar a Dilma Rousseff como vicepresidente desde 2011, liderar durante quince años el PMDB, ser electo seis veces como diputado y ocupar tres veces la presidencia de la Cámara de Diputados, demostrando una larga carrera en la política.

ROL EN LOS GOBIERNOS DE DILMA ROUSSEFFMichel Temer fue una de las principales figuras como presidente del PMDB en la colación que llevó al Partido de los Trabajadores con Dilma Rousseff a la presidencia en el 2010 y el 2014, sin embargo en este último periodo denunció que la mandataria no le permitió cumplir con las tareas básicas ligadas a la vicepresidencia, por lo que renunció a articular los vínculos entre el Gobierno y el Congreso con una carta que parecía el principio del fin de las relaciones entre ambos partidos.

"Siempre tuve ciencia absoluta de la desconfianza de la señora en relación a mí y al PMDB", denunciaba el pasado diciembre en una carta en la que acusaba a Dilma Rousseff de tratarle como un "vice decorativo", "un accesorio" que "solo fue llamado para resolver las votaciones del PMDB y las crisis políticas".

Con esto la ruptura ya se veía cerca y el resquebrajamiento de la relación llegó cuando Michel Temer se apoyó en uno de los políticos brasileños más polémicos y cuestionados, Eduardo Cunha, presidente de la Cámara de Diputados -imputado por desvíos y lavado de dinero -.

Mientras desde el Partido de los Trabajadores (PT) le calificaban de "traidor". El 12 de abril pasado, casi una semana antes de que la Cámara de Diputados realizara la primera votación para permitir el enjuiciamiento Dilma Rousseff, se filtró una grabación donde Michel Temer se proclamaba el líder de un gobierno de unidad y salvación nacional cuando el juicio político apenas comenzaba.

Esta imagen no le era ajena, ya que en agosto pasado la idea no le era lejana: "La situación del país es grave. Se necesita alguien con capacidad para reunificar el país", dijo entonces.

ACUSACIONES

Pero antes de quede pueda quedarse con la banda presidencial, Michel Temer tendrá que esquivar una amenaza de juicio político que podría truncar sus planes, presentada por motivos similares a los que han obligado a Dilma Rousseff a apartarse temporalmente del poder: firmar decretos que facilitaron el maquillaje de las cuentas públicas en los dos últimos años.

Además, su nombre aparece en investigaciones del Tribunal Electoral sobre la presunta financiación ilegal de la campaña de 2014, en la que Dilma Rousseff y él fueron reelegidos.

Fue también mencionado en un proceso sobre supuestos sobornos políticos en 2009, precisamente el año en que fue distinguido como el congresista más influyente del país.

PRINCIPAL MISIÓN AL ASUMIR LA PRESIDENCIA

Pero a pocas horas de asumir interinamente el gobierno Michel Temer tendrá como principal misión recuperar la confianza de los inversores y de los mercados financieros para tratar de detener la caída de la economía del país, que que el año pasado se contrajo un 3,8% y que podría caer otro 3% en 2016, ahogándose así en su peor recesión desde 1930.